En plena tarea, en una estación meteorológica

Verónica Anibalini no sólo combina esa doble condición de Ingeniera Agrónoma y climatóloga. También es catedrática de la Universidad Nacional de Rosario. Consultada por el Canal Agrositio sobre las precipitaciones que el campo necesita, aseguró que en la actualidad “la zona este tiene una mayor carga hídrica respecto de la oeste, que está un poco más retrasada”.

“En algunos lados de Entre Ríos y Corrientes, vemos incluso que hay exceso. En el este de Santa Fe estamos con valores normales y si nos movemos hacia el oeste estamos entre lo normal y lo escaso. Es de esperar que las precipitaciones vayan avanzando”, aseguró.

En junio normalmente no hay muchas precipitaciones, aclaró. “Suele ser un mes más seco. Mirando los pronósticos a largo plazo esperaríamos que la situación se vaya revirtiendo entre julio, agosto y principios de septiembre”, agregó Anibalini.

La ingeniera y climatóloga explicó que “ya en julio generalmente empieza a cambiar la situación. En el contexto del Niño, este fenómeno en nuestra región empezará a sentirse durante el trimestre Junio-Julio-Agosto y más fuertemente en Septiembre y Octubre. Ahí podríamos esperar precipitaciones más abundantes. Igualmente, lo que esperamos para julio, pensando en la siembra, tendría que alcanzar”, insistió.

Al vincular lluvias y siembras, la experta sostuvo que, en función de los pronósticos del Niño, incluso los meses de verano, diciembre-enero-febrero, la perspectiva es buena para la “gruesa”. Y para la “fina, para arrancar tiene, aunque quizá más hacia el oeste sea más jugado”.

Por último, aportó porcentajes: “Los pronósticos que uno ve a largo plazo son probabilidades muy altas. El Niño va de un 89% a un 93% en primavera y cae al 70% en verano”.

Fuente: Canal Agrositio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *