Ados días del cierre de listas, la principal preocupación en el campamento del precandidato a gobernador Pedro Galimberti es obtener el pegado de su boleta con una fórmula nacional. Su rival interno, Rogelio Frigerio, plantea que las fórmulas presidenciales deben elegir a sólo un postulante a la gobernación en Entre Ríos.

Lo que quiere Frigerio

Si Frigerio se sale con la suya, logrará la exclusividad del pegado de Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, los dos precandidatos a presidente más competitivos de la interna. En tal caso, Larreta y Bullrich no sólo estarían optando por el postulante a la gobernación mejor posicionado, sino por el único de su partido, el PRO.

Pero los dos completarán su fórmula con radicales. Bullrich anunció este miércoles que lo acompañará el mendocino Luis Petri y todos esperan que el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se integre a la fórmula con Larreta. A los ojos de la interna, los hechos de violencia registrados este martes en su provincia y el apoyo recibido de parte de la dirigencia de JxC lo fortalecen.

Lo que plantea Galimberti

Galimberti apuesta a conseguir el pegado con ambas fórmulas. No sólo con la que integra Morales, que vino a Entre Ríos a levantarle la mano, sino también con la que lleva de vice a Petri, aunque en este caso los vínculos no son tan directos como con Morales. Petri es considerado un halcón de la UCR. Como Bullrich, está en el bando contrario de Frigerio, si se toma la categoría de duros y moderados para explicar la interna de JxC.

Un vínculo con Bullrich dentro de las filas de Galimberti es Roberto Niez, el dirigente de Concordia que en 2020 se atrevió a desafiar el mando de Frigerio en la interna del PRO y que hoy es uno de los dos postulantes a la intendencia enrolados en el espacio del precandidato a gobernador radical, escribió Pablo Bizai en el sitio “Página Política”.

En el campamento de Galimberti suponen que si logran el pegado con Larreta – Morales, Bullrich no va a dejar que Larreta se quede en Entre Ríos con el 100% del aporte que pueda hacerle el postulante radical que en 2021 se alzó con 128 mil votos. Una cifra que no es para despreciar en una elección pareja y que Galimberti espera que ahora sea mucho mayor.

Confianza en la interna por intendencias

Dicen los armadores de Galimberti que están mejor en los departamentos del norte de la provincia y que la pelean en el más importante del sur, Gualeguaychú. Remarcan que tienen mejores candidatos para las intendencias, que esperan tengan más peso en elecciones simultáneas.

“Dicho de otro modo: suponen que la tracción del gobernador pasará a segundo plano, porque el votante mira los dos extremos de la boleta, presidente e intendente”, analizó el autor del artículo. El dato saliente, en este sentido, es que dicen tener los postulantes a intendentes más competitivos en las dos ciudades principales de la provincia: Paraná, con Lucía Varisco y Concordia con Niez.

Aunque reconocen que Frigerio está arriba, afirman que la movilización del peronismo (esa cosa que ocurre cada cuatro años, sólo para las elecciones de cargos ejecutivos) le afectará más a Frigerio; que el voto a Galimberti es más fiel.

Pero todo ese optimismo se asienta en que obtendrán igualdad de condiciones para la competencia con Frigerio, es decir, que podrán pegar con las mismas fórmulas presidenciales. No obstante, aseguran que en cualquier caso competirán. Incluso con boleta corta.

Fuente: Pablo Bizai para Página Política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *